Una de las transformaciones más importantes de los últimos años es la forma de almacenar los datos en todos sectores y en cada una de las regiones del mundo que actualmente representan uno de los activos más valiosos de cualquier compañía, tal como lo presenta el último estudio de IDC patrocinado por NetApp “Cómo convertirse en un impulsor de los datos”.

Este documento que se basa en una encuesta mundial realizada a 800 ejecutivos de línea de negocio, directores tecnológicos y trabajadores expertos en tecnología, plantea que solamente un 11% de las empresas son impulsores de los datos, mientras que un 34% son supervivientes de los datos, es decir que, únicamente las primeras consideran la transformación digital como un eje transversal a toda la compañía, mientras que las segundas realizan trasformación en procesos puntuales.

Eduardo Franco, Gerente General de Agilitix afirmó que “los servicios de tecnología y almacenamiento requieren de constantes y muy altas inversiones, licencias y permisos emitidos por el regulador; en ese sentido, las soluciones de cloud y la tercerización de servicios de infraestructura, permiten a las empresas invertir en lo que necesitan con la seguridad que si deben ampliarse o contraerse se podrá hacer de manera rápida y no afectara el acceso o la seguridad de su información, un crecimiento escalonado, por ejemplo, que de vital importancia para las pymes, pues  con cloud tienen la oportunidad de ahorrar casi la mitad de sus costos en infraestructura”.

Finalmente, las pequeñas y medianas compañías son optimistas para este año y piensan invertir en tecnología para sus negocios, de los 801 ejecutivos encuestados en Costa Rica, Panamá, Colombia y Ecuador el 28% considera que actualmente la nube es indispensable para su compañía, según la cuarta edición anual de la Encuesta a Pequeñas y Medianas Empresas de América Latina de Brother International Corporation.