La Iniciativa de Transparencia Global, anunciada en octubre de 2017, refleja el compromiso continuo de Kaspersky Lab para garantizar la integridad y la fiabilidad de sus productos.

Las nuevas medidas son los siguientes pasos en el desarrollo de la iniciativa, pero también reflejan el compromiso de la compañía de trabajar con otros para resolver los crecientes desafíos que conllevan la fragmentación de la industria y la pérdida de confianza; la cual es esencial en la seguridad cibernética, y Kaspersky Lab entiende que la confianza no puede darse por hecho, debe ganarse reiteradamente a través de la transparencia y la responsabilidad.

Las nuevas medidas abarcan el traslado del almacenamiento y procesamiento de datos de varias regiones, la reubicación del ensamblaje de software y la apertura del primer Centro de Transparencia.

Reubicación del almacenamiento y procesamiento de datos de los clientes

Hacia finales de 2019, Kaspersky Lab habrá establecido un centro de datos en Zúrich y en estas instalaciones almacenará y procesará toda la información de los usuarios en Europa, América del Norte, Singapur, Australia, Japón y Corea del Sur, a los que seguirán otros países. Esta información es compartida voluntariamente por los usuarios con Kaspersky Security Network (KSN), un sistema avanzado y basado en la nube que procesa automáticamente datos relacionados con las ciberamenazas.

Reubicación del ensamblaje de software

Kaspersky Lab reubicará en Zúrich su “software build conveyer“, un conjunto de herramientas de programación utilizadas para ensamblar software listo para usar a partir del código fuente. Antes de que finalice el 2018, los productos de Kaspersky Lab y las bases de datos de reglas de detección de amenazas (bases de datos AV) comenzarán a ensamblarse y firmarse digitalmente en Suiza, antes de distribuirse a los endpoints de los clientes de todo el mundo actualizaciones de software recibidas por los clientes coinciden con el código fuente provista para la auditoría.