Como parte de las acciones de inspección, vigilancia y control a los establecimientos que expenden medicamentos en Bogotá, la Secretaría Distrital de Salud (SDS) en el más reciente censo inspeccionó e identificó 751 tiendas naturistas en funcionamiento, 19% más que las 631 que se registraron en 2016.

Entre las tiendas inspeccionadas en el periodo 2017, 165 recibieron concepto sanitario favorable y 539, que representan 71,7%, recibieron concepto favorable con requerimiento, porque se encuentran en proceso de cumplimiento de algún requisito para el funcionamiento.

Además, la SDS emitió concepto desfavorable a 47 tiendas. Como medidas sanitarias, en dos casos se determinó la clausura de los establecimientos por incumplimientos reiterados de las normas y deficiencias en la infraestructura y se realizaron 13 decomisos de productos farmacéuticos fraudulentos, alterados, vencidos o que se reportaron en alerta sanitaria.

Según el registro, las localidades en las que se ubican más tiendas naturistas son: Engativá (12,2%), Suba (11,2%), Santa Fe (7,9%), Kennedy (7,9%) y Chapinero (7,4%).

Entre los requisitos sanitarios que deben cumplir las tiendas naturistas para funcionar están las condiciones locativas, de higiene, de sanidad y de personal que exigen las normas para la comercialización minorista de productos naturales. Además, deben inscribirse ante las Subredes Integradas de Servicios de Salud del Distrito y solicitar la visita de inspección, vigilancia y control sanitario, trámite que no tiene costo para los comerciantes.

Así mismo, las personas que se encargan de la venta de los productos naturistas deben tener entrenamiento específico y una certificación de estudios que conste la aprobación, como mínimo, de noveno grado de educación media.