La oficina que cuenta con un esquema abierto, un diseño que resalta el concepto de sostenibilidad y tiene como prioridad brindar espacios de bienestar para la promoción de la salud de sus colaboradores y aliados, es la nueva sede de Dow en Colombia, la cual contó con una inversión cerca de los 2 millones de dólares,  desde donde coordina la operación de los mercados de la región Andina y aspira a ampliar su presencia internacional.

Este espacio, con el cual la multinacional química reafirma su compromiso con el medioambiente y la prosperidad de las comunidades en donde opera, no solo es la oficina más sostenible de Dow en el mundo, sino que es una muestra del voto de confianza en el talento de nuestro país. Además, aspira a ser la primera oficina en Colombia y Latinoamérica en recibir las dos certificaciones internacionales más reconocidas de construcción sostenible en el mundo: LEED y WELL.

LEED es un sistema de certificación de edificios sostenibles, desarrollado por el Consejo de la Construcción Verde de Estados Unidos, está basado en puntos que se acumulan para satisfacer criterios específicos dentro de cinco áreas principales: eficiencia en consumo, energía y atmósfera, calidad ambiental en interiores, innovaciones en el diseño, materiales y recurso y sitio sustentable.

Por su parte, el International WELL Building Institute (IWBI) ha creado un estándar para edificios cuyo objetivo es elevar la salud humana y el confort con prácticas de vanguardia, reinventando la definición de espacios amigables para beneficiar al planeta y a sus ocupantes.

“Trabajar para convertirnos en la oficina más sostenible de Colombia y Latinoamérica, es uno de nuestros objetivos como muestra contundente del compromiso que tenemos con el medio ambiente, nuestros aliados y empleados, afirmó Daniella Souza, Presidenta de Dow para la región Andina, Centroamérica y el Caribe.

La nueva sede incluye espacios de trabajo sin divisiones, áreas que incentivan la creatividad e innovación y salas de conferencia equipadas para realizar videoconferencias con clientes y socios para que todos los que visiten Dow se sientan como en casa. Es un espacio diseñado con el principio biofílico, donde se busca la reconexión con la naturaleza, como afirma la arquitecta Marcela López, socia consultora de la firma Arquint Colombia, encargados del diseño, “Nuestro propósito es brindar estímulos visuales y sensoriales con la naturaleza: el aire, la luz, la vegetación y el agua, y asimismo, conectar nuestro diseño con los valores de innovación, sustentabilidad y economía circular que caracterizan la cultura organizacional de Dow”.